A las madres primerizas les hace mucha ilusión comprar, desde que están embarazadas, las cosas que necesitará su bebé, sobre todo la ropa.

Muchos padres comienzan a comprar la ropa del bebé desde los primeros meses de embarazo, cuando aún ni siquiera saben si será niño o niña.

Y es que preparar la canastilla de nuestro bebé es la tarea más tierna y psicológicamente  muy placentera y reconfortante para la futura mamá.

 

comprar la ropa de bebé

 

Aunque esta emoción nos vuelva inevitablemente compulsivos al momento de comprar, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones para adquirir las prendas de vestir  más adecuadas para los primeros meses de vida del bebéRopa de primera puesta.

También os daré algunos consejos sobre cómo lavar y cuidar la primera ropita que va a usar vuestro retoño.

 

  1. Algodón al 100%

Todos los médicos especialistas en bebés coinciden en que la mejor ropa para ellos es la hecha con 100% algodón. Cuando los bebés nacen, sus pieles son muy sensibles a los agentes externos que pueden causarle alergias e irritaciones.

Es por ello que siempre será preferible vestirlos con este tejido, al menos con la ropa que tocará directamente su piel.

 

  1. Una sola pieza, preferiblemente

Es normal que las mamás nos dejemos llevar por lo bonita y tierna que pueda ser una prenda de vestir para su bebé sin reparar en que la misma suponga una odisea al momento de ponérsela. Es importante buscar la comodidad tanto del bebé como nuestra a la hora de vestirlo y desnudarlo.

Durante los primeros 7 meses de vida es mejor optar por ropa de una sola pieza, peleles, o jesusitos con braguita sin broches demasiado complicados, tampoco con cordones. Claro que para una ocasión especial podemos dedicarnos a vestirlos muy guapos.Como por ejemplo para su bautizo.

Hay que tener en cuenta que  con esta edad nuestro bebé estará siempre en posición horizontal en su cuco o cochecito de paseo. Es por ello que para las niñas no recomiendo vestidos demasiado vaporosos por que apenas se verá un “revoltijo” de telas. Lo ideal son los jesusitos o vestidos de corte trapecio, al menos hasta la talla 6 meses.

Los llamados peleles , enterizos o sacos para dormir serán la mejor opción para sus horas de sueño y por la noche.

 

  1. ¿Gorros, manoplas y calcetines?

Muchas mamás dudan acerca de qué tanto deben abrigar a sus bebés.

Ciertamente los recién nacidos vienen de estar nueve meses en un entorno cálido y 100%  protegido, con una temperatura aproximada de 37,5° C. Pero al nacer y a medida que van creciendo, los bebés van a depender de su propia resistencia al frío y al calor.

Hay bebés que no duermen bien si se les arropa demasiado porque sudan mucho, o que incluso se terminan por quitar ellos mismos los calcetines porque les fastidian.

Los gorros, por su parte, sí que son recomendables en sus primeros dias de vida, tanto para abrigarlos como para protegerlos del sol cuando los paseamos.

Con respecto de las llamadas manoplas o guantes, la mayoría de los pediatras no recomienda su uso, ya que los bebés mueven sus manitas constantemente y son su primera herramienta para desarrollar su sentido del tacto. Ahora bien, si el bebé es sensible al frío y además estáis en invierno, lógicamente convendrá abrigar muy bien todo su cuerpecito.

 

  1. Lavar y planchar

Toda la ropa nueva que tengamos para el bebé debe ser lavada y planchada para evitar cualquier tipo de alergia y afecciones dermatológicas. Lo mejor es optar por detergentes y especiales para la ropa de bebé, que no tengan aromas fuertes.

En cuanto al planchado, es recomendable hacerlo con todas las piezas de vestir y las telas que vayan a tener contacto con su piel incluidas  sábanas.

El planchado, más que lograr un fin estético, es la mejor técnica para suavizar las fibras de las telas y eliminar cualquier agente infeccioso.

Espero que os haya gustado y servido de alguna ayuda el articulo. Muchas felicidades para las futuras o recientes mamás,  ahora toca disfrutar de vuestro embarazo y vuestro bebé, un beso!

Deja tu comentario me encantará conocer que te ronda por la cabeza 😉