Cómo vestir a las niñas sin crear estereotipos Consejos para no crear estereotipos de género

¿Cómo vestir a las niñas? Consejos para no crear estereotipos

El azul es para los niños y el rosa para las niñas, ¿no? Esta convención social ha marcado la cultura occidental hasta convertirse en un estereotipo que no tiene fundamentación biológica ni científica, y tampoco se trata de una costumbre con larga historia.

Antes del siglo XX, la ropa para los niños era generalmente blanca, fueran del sexo que fueran. Incluso a comienzos del siglo pasado, en los Estados Unidos de América el color rosa era aconsejado para los niños y el azul para las niñas.

Esta tendencia aparece recomendada en 1918 en un artículo de la revista Earnshaw’s, considerada “la revista de la industria de la moda infantil”, en donde al color rosa se le atribuía la cualidad de ser “más decidido y fuerte”, mientras que el azul se percibía por entonces como “más delicado y elegante”.

Fue a partir de los años 1940 que la tendencia se intercambió, a partir de las interpretaciones de los gustos de los consumidores estadounidenses que hicieran los fabricantes de ropa infantil en ese país.

Como vemos, estos atributos de género asignados a los colores no son más que el resultado de imposiciones de moda que se van arraigando en la cultura de las sociedades.

Por fortuna, actualmente, en buena parte del mundo las mujeres han ganado en igualdad de condiciones y derechos, y algunas convenciones estrictas han “pasado de moda”.

Al momento de criar a nuestras hijas es importante evitar forjar estereotipos que aumentan las desigualdades y alimentan los prejuicios, y la forma de vestirlas es un aspecto importante en este sentido.

He aquí algunos consejos que podrían ayudarnos.

1. Ningún extremo es bueno

Hay que saber establecer un límite entre no caer en un exceso de convenciones que terminen por hacer de la vestimenta de las niñas un eterno look de princesita de cuento de hadas, y el no ponerles nunca jamás un vestido o una falda.

Lo mejor es tratar de construirles un armario de ropa lo más variado posible, tanto en tipo de trajes como en colores.

A medida que la niña vaya creciendo, tendrá más posibilidades de desarrollar un gusto amplio y con muy pocos estereotipos sobre la moda.

2. Que se sientan cómodas y a gusto

Una vez que empiezan a formar su gusto, es importante dejarlas decidir sobre qué ropa llevar.

Obviamente si se ha tomado en cuenta el primer consejo, y si la mamá de la niña lo aplica en sí misma como ejemplo, es poco probable que sus preferencias respondan a convenciones sociales.

También es muy importante enseñarles que lo más importante es su comodidad al momento de lucir prendas de vestir. Incluso para ocasiones especiales, su ropa debe ser cómoda porque de otra forma repudiarán la prenda que las haga sentir incómodas.

3. Ayudarlas a construir su propia personalidad

Un error que cometen muchas madres es tratar de forzar los gustos en la forma de vestir de sus hijas.

Por mucho que podamos querer que se parezcan a nosotras, debemos permitirles a nuestras hijas desarrollar su propia personalidad, incluso ayudarlas y animarlas a formarla.

Si nosotras somos de gustos más deportivos y casuales y a nuestra hija le gusta ser más coqueta y formal, ¡dejémosla! Ya sabemos que entre gustos y colores…

Deja que ella pueda reconocer dentro de la moda infantil actual lo que más le gusta y más se adapte a su  personalidad.

Aqui unos modelos de vestidos y conjuntos en los que ellas pueda decidir  su propio estilo:

 

 

Ir a tienda online sección NIÑAS

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios de Ayuda WordPress

Responsable: Mª José Rodriguez Isla | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@islabebe.com

Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.