Cuándo dar antibióticos a mi bebé Los antibióticos solo debe ser administrado en un bebé cuando así lo prescriba el pediatra.

Para nadie es un secreto que cuando nuestros bebés presentan algún signo de enfermedad inmediatamente nos alertamos. Pero, debemos saber que en ocasiones es pasajero. No obstante, algunas enfermedades puede evolucionar y requerir de medicamentos más fuertes como los antibióticos.

Por ello, hoy aclararemos todas las dudas que se presentan alrededor de los antibióticos y su administración en nuestros bebés. Te hablaremos sobre  ¿Qué son los antibióticos? ¿Cuándo dar antibiótico a un bebé? ¿Qué infecciones requieren antibiótico? ¿Cuándo no son necesarios los antibióticos? Veamos.

¿Qué es un antibiótico?

Un antibiótico es un medicamento que sirve para tratar las infecciones causadas por bacterias. En ningún caso sirve para luchar contra infecciones originadas por hongos, protozoos o virus.

que es un antibiotico

Sin embargo, durante los primeros meses de un bebé es difícil detectar una infección producida por bacteria ya que los síntomas son muy similares a los producidos por un virus. De allí, nuestra recomendación al inicio: será únicamente el pediatra quien determine la causa y prescriba el tratamiento con antibiótico.

Y la importancia de esto radica en que, si un niño recibe antibióticos antes de su primer año de edad, existe la posibilidad de que la resistencia a los antibióticos aumente, trayendo como consecuencia problemas de salud en los siguientes años. Pero, también debemos saber que la aplicación adecuada de antibióticos salva muchas vidas anualmente.

Entonces, ¿Cuándo es necesario administrar antibiótico a un bebé?

Para responder esta pregunta nos basaremos en los criterios que tiene un pediatra para dar antibióticos a un niño o bebé.

En primera instancia, el pediatra busca la causa de la infección. Y si es bacteriana indicará el tipo de antibiótico a utilizar.

Y para averiguar esa causa: el médico realiza preguntas a los padres; explora al niño para encontrar signos que indiquen cual es el foco de la infección, y si se sospecha que es bacteriano se buscan características como: pus en la garganta, ruidos en el pecho, lesiones de la piel, algunas características de la diarrea, tipos de  supuración, entre otros.

antibiotico en bebes

Asimismo, realiza pruebas complementarias: análisis de sangre y orina, en caso de ser bacteriana, los leucocitos salen elevados o muy bajos con aumento de los neutrófilos o polimorfonucleares. También los marcadores como la procalcitonina o la PCR se elevan.

Por otra parte, si los síntomas se reflejan en la zona de la garganta, este hace un frotis faríngeo para buscar uno de los gérmenes más comunes como el estreptococo pyogenes. Igualmente, puede hacer radiografías para descartar una neumonía; ecografías cuando se sospecha una apendicitis; puede realizar una punción lumbar cuando se sospecha de una meningitis.

De esta manera, cuando se tienen todos los datos para identificar la infección es cuando el pediatra prescribe el tratamiento con antibiótico.

¿Qué infecciones necesitan antibiótico?

Ya sabemos que si estamos en presencia de una infección bacteriana, es necesario indicar antibióticos para combatirla; pero lo que no sabemos hasta ahora es cuales son las infecciones que requieren antibiótico.

Algunos infecciones graves presentes en niños menores de un año que necesitan antibióticos son: la meningitis, neumonía, infección en la sangre, infección en la orina. Y cada una de estas infecciones deben ser tratadas con el antibiótico adecuado, con la dosis y la duración correcta.

¿Cuándo no son necesarios los antibióticos en un bebé o niño?

Si el niño presenta como único síntoma la fiebre, no debe ser motivo para dar antibiótico, sin importar que sea muy alta o cuantos dias lleve con esta.

fiebre en niños

Si el niño presenta moco verde no es razón para dar antibiótico. Se debe verificar que este moco siempre sea de ese color para considerar el hecho de suministrar antibiótico; ya que si el moco es verde por las mañanas, pero durante el día es blanco, se puede estar en presencia de un catarro ocasionado por un virus, no por bacterias.

Ahora bien, si el moco se localiza en el pecho, tampoco es motivo para dar antibiótico. Por lo general se dice que si el moco está en el pecho es porque tiene bronquitis o neumonía. Sin embargo, hay que diferenciar muy bien estas dos enfermedades ya que, si es bronquitis, la mayoría de las veces, la produce un virus. Mientras que las neumonías si son causadas por bacterias, y solo para la segunda aplica el antibiótico.

Conclusión: ¿Es malo dar antibióticos a los bebés y niños?

Un antibiótico salva vidas, siempre y cuando se suministre correctamente. Pero, también debemos saber que, como todo medicamento, tiene efectos secundarios, por esta razón sólo deben usar cuando está justificado por el médico especialista y se debe respetar todas las indicaciones del mismo.

Y recuerda mamá, lo mas importante es no angustiarnos y dejar a nuestro bebé en manos de un experto de confianza.

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios de Ayuda WordPress

Responsable: Mª José Rodriguez Isla | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@islabebe.com

Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.