¿A qué edad bautizo a mi hijo? Teniendo en cuenta el desarrollo de nuestro pequeño protagonista

¿Acabas de tener un bebé?

Como madre eres una espiral de sentimientos, lo mismo estás preocupada que muy feliz al observar los progresos de tu hijo.

El recién nacido depende para todo de sus cuidadores, pero va desarrollando movimientos que le permiten relacionarse con los demás. Por ello, muestra interés por las personas de alrededor, teniendo predilección por sus familiares más cercanos.

Pero los días van pasando y en las familias cristianas, surge la pregunta ¿cuándo tengo que bautizar a mi hijo?

El bautizo es el rito por el que nuestro pequeño empieza su nueva vida plenamente feliz acorde con los valores mostrados por Jesucristo.

Nos preguntamos: ¿Cuándo es el mejor momento? Pues por ello, vamos a tener en cuenta cuál es el desarrollo de nuestro pequeño para planear nuestra celebración de la forma más adecuada.

De 0 a 6 meses

El bebé levanta la cabeza, fortaleciendo sus músculos, atiende a diversos estímulos de sus sentidos y se comunica mediante el llanto, las sonrisas y el balbuceo. Vamos que a esta edad, el protagonista nos va a regalar durante la celebración sonrisas, alguna llamada en forma de llanto para que le atendamos y por supuesto, caerá rendido en su cochecito varias veces a lo largo del día.

De 6 a 12 meses 

A esta edad, el bebé va aumentando su curiosidad por los objetos de alrededor y va aumentando sus movimientos, llama la atención de los demás por el llanto y empieza a repetir sonidos mediante balbuceos.

Los más atrevidos empiezan a gatear y por supuesto, también sus primeros pasos. A esta edad la ceremonia se llena de momentos donde nuestro hijo protagoniza inolvidables momentos al lanzar su “potito” a la madrina o incluso, el repertorio de familiares, ayudándole a aprender a caminar.

De 12 a 24 meses 

Nuestro pequeño ha comenzado a andar, sube escalones, empieza a unir palabras aunque se equivoca con frecuencia, nos deleita con frases inolvidables. Muestra interés por jugar con los objetos y relacionarse con otros niños.

Evidentemente, esta es la edad que los bebés están “para comérselos”ya que nos deleitan con pequeñas trastadas. Nuestro protagonista, se ríe, corretea, salta con carcajadas… Por ello, debemos estar preparados para disfrutar de nuestro “todoterreno” durante la celebración.

De 2 a 4 años

Empieza a realizar garabatos, su lenguaje se desarrolla, terminando esta etapa contando historias que ha vivido en el colegio. Los más atrevidos montan en patinetes o motos y la subida y bajada de escaleras las tienen dominadas.

Este periodo de su vida está marcado por las rabietas cuando no consiguen lo que desean. Estas características pueden marcar nuestra ceremonia de un gran efecto “sorpresa” ya que nuestro gran protagonista puede mostrar sus preferencias a la hora de recibir el agua del bautismo.

Hemos mostrado cuatro grandes grupos de edad en los que nuestro pequeño puede prepararse para la llegada del cristianismo a su vida. Ante cualquiera de ellos, debemos siempre respetar sus ritmos, hábitos y rutinas para favorecer su desarrollo. Es más, sea cual sea la edad por la que nos decidamos, la diversión está garantizada para dejarse llevar a momentos inolvidables.

Comments

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios de Ayuda WordPress

Responsable: Mª José Rodriguez Isla | Finalidad: Gestión de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento.Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@islabebe.com

Por favor lea nuestra Política de privacidad antes de comentar.